Galletas

Galletas de mantequilla danesas

¿Le gustan las clásicas galletas de mantequilla danesas a la venta en las temporadas navideñas? Ahora puedes aprender a hacer una versión hecha a mano de este icónico regalo.

Con estas puede dedicar el tiempo para crear y compartir un regalo que todos amen. La clave para hacer un bizcocho danés hecho a mano es que la masa esté suave y que se ajusta perfectamente a la forma danesa.

La delicada textura de estas galletas es el resultado de la combinación de dos harinas diferentes (harina de potencia media y harina de almendras). El sutil sabor a vainilla de estas galletas se logra agregando sabor a la tela usando azúcar de vainilla.

Este es un ingrediente de uso común en la repostería danesa. Se elabora sazonando azúcar granulada con vainilla y mezclando azúcar con esencia de vainilla. Si no logra conseguir azúcar de vainilla en su supermercado local, puede hacer fácilmente una versión casera.

Alternativamente, puede usar esta receta con una cucharadita de esencia de vainilla y mezclarla con con huevos y sal al mismo tiempo. Luego le explicaremos de forma sencilla cómo prepararlo.

Ingredientes de galletas de mantequilla danesas

  • Un cuarto de taza de mantequilla sin sal (la mantequilla debe estar blanda)
  • Una taza de azúcar
  • Un huevo
  • Media cucharadita de sal
  • Un cuarto de cucharada de Polvo para hornear
  • Una taza de harina de almendras
  • Cuatro tazas de harina regular de trigo
  • Dos cucharaditas de azúcar de vainilla

Cómo preparar galletas de mantequilla danesas

  1. Reúna los materiales.
  2. Precaliente el horno a 400º F. Prepare 3 bandejas para galletas colocando pergaminos de mantequilla para evitar que se peguen. O bien puede untar mantequilla y extenderla por las bandejas, junto a un poco de harina.
  3. Ponga la mantequilla y el azúcar en un tazón grande y mezcle.
  4. Agrega los huevos y la sal.
  5. Agregue la harina, la almendra en polvo y el azúcar de vainilla. Mezclar y combinar.
  6. Coloque la masa para galletas en una manga pastelera con una punta de estrella grande.
  7. Dibuje un círculo de 2 pulgadas en las bandejas dejando al menos un centímetro de separación entre ellas.
  8. Pipetee todas las galletas antes de hornear el primer lote, ya que la masa puede endurecerse. Hornee durante 8-10 minutos hasta que se dore.
  9. Deje las galletas enfriar sobre una la rejilla.
  10. Almacene en un recipiente cerrado entre capas de papel de mantequilla.

Consejos y recomendaciones para unas galletas perfectas

El azúcar de vainilla es común en las tiendas de comestibles en Escandinavia, pero a veces es difícil de encontrar fuera de Europa. No se preocupe, puede hacerlo fácilmente en casa. Para ello, haga lo siguiente:

Agregue 1-2 frascos de vainillas enteras a un recipiente hermético con 1-2 cucharadas de azúcar. A medida que el sabor a vainilla se empapa del azúcar, se necesitan al menos dos semanas para que el azúcar se derrita.

Si aún continúan divididas la vainilla y el azúcar, solo debe mezclarlas bien hasta que se unifiquen. Esta es una excelente forma de aprovechar la vainilla que le quede en refrigerador para que no se dañe.

El azúcar de vainilla es un delicioso aditivo para el café de la mañana. Con una botella de azúcar de vainilla, continuará encontrando formas de usar esto de manera creativa en la cocina.

Conclusiones de las Galletas de mantequilla danesas

Las galletas de mantequilla danesas son una buena manera de sorprender a familiares y amigos con deliciosos bocadillos, bocadillos y postres. Esta receta es muy fácil de hacer y puede ser un producto sencillo que puedes encontrar en cualquier lugar.

Pero, como se mencionó anteriormente, puede hacerlo en casa incluso si tiene los ingredientes perfectos para un rico postre, merienda o para sorprender a sus amigos. Por eso, es buena idea hacer esta receta y compartirla con todos.